Montblanc es un municipio, capital de la comarca de la Cuenca de Barberá, en la provincia de Tarragona, comunidad autónoma de Catalunya, España.

Hacia 1080 se tiene constancia de un asentamiento denominado Duesaigües que se hallaba cerca de la confluencia de los ríos Francolí y Anguera. En 1155 Ramon Berenguer IV le otorgó carta de población y le cambió el nombre  denominándolo Vilasalva. Finalmente, alfons I, el año 1163, ordenó que la población se trasladase al altozano de Santa Bàrbara, lugar más elevado y estratégico a medio camino entre Tarragona y Lleida, y que se denominase Montblanc.

El castillo, en esta última ubicación, está documentado desde 1170. Entre los siglos XIII y mediados del XIV la villa vivió un gran crecimiento demográfico y la vida se fue trasladando más abajo del altozano primitivo. El castillo fue abandonado. Con sus piedras se bastieron algunos de los grandes palacios que todavía hoy señorean la población.